Deja un comentario

La enseñanza en línea, mucho por hacer

Crédito de la imagen: https://1.bp.blogspot.com/-Pgsv455xQK0/VhqhBZ_yK9I/AAAAAAAA COQ/ORU1VaDiymE/s640/QQQ.jpg

Los profesores de los liceos, colegios y universidades a menudo aprenden informalmente sobre la enseñanza y la gestión de la clase observando a otros profesores que son parte de su red personal de aprendizaje en su ambiente de trabajo. También, por medio de diálogos con colegas o consultas en el centro educativo. En cambio, cuando un profesor comienza a enseñar en línea, sus experiencias del salón de clase presencial pueden que no sea tan útil cuando interactúan principalmente con los discentes de manera asincrónica o síncrona en la virtualidad.

Hay muchos aspectos de la instrucción en línea que pueden parecer similares en la instrucción tradicional. Sin embargo, a medida que abordan la virtualidad, los profesores descubren que hay desemejanzas significativas que requieren ser comunicadas de diferentes maneras porque existen considerables diferencias por lo que deben hacer ajustes mientras enseñan en línea, los cuales pudieran ser solventados cuando se está construyendo o diseñando el mismo curso sobre la importancia de la “presencia” en línea, la interacción, la función tutorial, la flexibilidad, nuevas formas de colaborar, entre otras.

 

Para profundizar poco sobre este tópico se dará a conocer a través de la experiencia obtenida en la construcción y ejecución del curso en línea “La Web un espacio para el aprendizaje” lo que un profesor podría abordar en la enseñanza en línea.

1.- Los profesores que imparten cursos en líneas deben conocer sobre el diseño instruccional, lo cual permite diseñar el mapa del curso para que estos no se extravíen y sepan que deben hacer, además, da la oportunidad de alinear sus resultados de aprendizaje con su evaluación, estrategias de aprendizaje meta y contenido.

El diseño instruccional del curso “La Web un espacio para el aprendizaje” que se desarrolló en el Servicio Elearning de Formación y actualización Docente (www.sefad.org.ve) estuvo planteado sobre la base de los principios de diseño retroactivo, un modelo para desarrollar cursos  en línea y cara a cara. Wiggens y McTighe (2005) en su libro “Understanding by Design”  con algunas variantes incorporada y adaptaciones en el mismo diseño que describe los tres pasos del diseño hacia atrás. Identificar los resultados deseados, determinar la evidencia aceptable de que los estudiantes han logrado estos resultados de aprendizaje y la planificación de experiencias de aprendizaje, instrucción y recursos que ayudarán a los estudiantes a proporcionar evidencia de que han alcanzado los resultados del aprendizaje.

Por otra lado, Dee Fink (2013) señala que para aplicar el diseño hacia atrás se deben tomar tres de decisiones claves: ¿Qué quieres que aprendan los estudiantes?, ¿Cómo sabrán los estudiantes (y el maestro) si están aprendiendo?, y ¿Qué debe hacer el maestro y los estudiantes para que los estudiantes aprendan?

2.- Tomando en consideración la última interrogante del párrafo anterior ¿Qué debe hacer el maestro y los estudiantes para que los estudiantes aprendan? y sobre la fase tres del diseño escogido que trata de las actividades de aprendizaje que requieren que los estudiantes hagan activamente “aprendizaje activo” con el contenido, conceptos y reflexionen sobre el hacer (individualmente, en parejas o grupos) con el fin de alcanzar los resultados de aprendizaje y lo que deben ser capaces de hacer al finalizar el curso. De allí que tales actividades estuvieron enmarcadas en la taxonomía de Bloom para la era digital (recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar, crear) de la cuales se diseñaron tres actividades de aprendizaje por unidad temática.

Es de hacer notar que por lo extenso del material a comunicar (se recomienda revisar artículo) se da a conocer la primera actividad de cada unidad temática dentro del diseño instruccional del curso: Tipo de actividad: grupal y colaborativa; Estrategia: Discusión dirigida en comunidades de aprendizaje móviles y facebook; Tipo de evaluación: formativa;  Rol del profesor: Dinamizador. Enmarcada en pensamiento de orden inferior (recordar y comprender) de la taxonomía de Bloom para la era digital la cual daría paso a las actividades dos y tres con conocimientos previos óptimos con evaluación de tipo sumativa y que terminó en una publicación científica que se da a conocer al final de este post..

 

3.- Todo lo anterior abre un abanico sobre el rol del profesor en línea (facilitador, asesor o dinamizador) dependiendo del tipo de actividad que se lleve a cabo y que tiene que ver el tipo de presencia que se requiere en línea. Es decir, “Presencia Docente” (Garrison, Anderson y Archer, 2000) . Por lo tanto, uno de los factores de éxito en el ambiente en línea está directamente relacionado con la forma en que el profesor/facilitador/tutor sea el nombre que se le dé se encuentra presente y esté en el ambiente virtual de aprendizaje. En consecuencia la enseñanza en línea requiere habilidades adicionales del profesor que normalmente no se pueden usar cuando se imparten clases presenciales.

4.- La selección del recurso tecnológico (en nuestro caso: WhatsApp para la primera actividad de cada unidad temática) debe estar determinado y sometido por los objetivos de aprendizaje, la estrategia didáctica de aprendizaje activo e interactivo y el rol del profesor en línea.

5.- Se deben conocer muchas otras cosas tales como la usabilidad, la accesibilidad y multimedia dentro de los ambientes virtuales de aprendizaje y la enseñanza en línea.

Para finalizar se da a conocer la experiencia a partir de una comunidad de aprendizaje móvil (WhatsApp), donde los participantes alcanzaron un alto nivel de aprendizaje según lo refiere el Mastery Learning, obteniendo un 90% de conocimientos previos, antes de continuar con la información subsiguiente, a través del apoyo de tutorías (Problema 2 Sigma), realizadas de manera síncrona mediante Hangouts.

Revisar artículo aquí sobre:  Comunidades de Aprendizaje Móvil, Mastery Learning y el Problema 2 Sigma como Estrategia para el Conocimiento Previo en la Resolución de Actividades 

 

 

 

Referencias Bibliográficas

Anderson, T., Rourke L., Garrison, DR, y Archer, W. (2001). Evaluación de la presencia docente en un contexto de conferencia por computadora. Journal of Asynchronous Learning Networks, 5 (2), 1-17.  [texto en línea]http://tccl.rit.albany.edu/knilt/images/f/f0/Unit_2.pdf

Fink, D. (2013). Crear experiencias de aprendizaje significativas: Un enfoque integrado para diseñar cursos universitarios (2ª ed.) . San Francisco, CA: Jossey Bass:

Wiggens, G., y McTighe, J. (2005). Entendimiento por diseño, (2ª ed.). Upper Saddle River, Nueva Jersey: Pearson

Fuente: Articulo publicado en Alfabetización Digital – REDEM  http://www.alfabetizaciondigital.redem.org/la-ensenanza-en-linea-mucho-por-hacer/

SOBRE LA AUTOR

10308320_734930529888975_3758346708621573217_n

CARLOS  GÓMEZ VALDERRAMA

Es formador de  las TIC aplicada a educación

Proyecto “La Web un espacio para el aprendizaje”

Embajador Digital REDEM en Venezuela. Programa Alfabetización Digital

Soy UPELISTA

Fundador del  “El Servicio E-Learnig de Formación y Actualización Docente” (www.sefad.org.ve)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: